TUNICA DE SAN PEDRO

Tunica de San Pedro (antigua del Cristo)

Taller del Asilo de San Miguel

1929. Magna Procesión del Prendimiento. Miércoles Santo


A finales del siglo XIX, los bordados sufren una revolución, se sustituyen los diseños irregulares y asimétricos por dibujos en perfecta simetría y comienzan a aparecer motivos vegetales como elementos decorativos, flores, cardos y hojas de acanto se adueñan del tejido. El lujo y la ostentosidad caracterizan los bordados, impulsados por la incorporación en la Semana Santa de la burguesía existente en Cartagena, interesada en mostrar su poder adquisitivo.

Confeccionada en terciopelo granate, lucía el escudo de la Cofradía rodeado de motivos vegetales en su parte superior y a sus lados, agrupándose en forma de ramilletes ensalzándolo.

La calidad del bordado de la túnica del Cristo del taller de las Hermanas de la Caridad hizo que el nombre del taller fuera tomado en cuenta a la hora de la realización del bordado en Cartagena, evitando así el recurrir a otras localidades y lo que conlleva de adoptar en el bordado, como nuestras, características de otras zonas.

En 1962, Anita Vivancos es la encargada de realizar una nueva túnica para el Cristo del Ósculo, siguiendo un diseño de Balbino de la Cerra, decidiéndose que la que hasta entonces vestía a la imagen de Cristo pasase a la de San Pedro del mismo grupo, siendo esta misma bordadora la encargada de reformar la antigua túnica, pasando su bordado a terciopelo negro, y sustituyéndolo el escudo de la Cofradía por el emblema de San Pedro, la tiara papal, símbolo de la dignidad real, imperial y sacerdotal del Padre Santo; y las llaves, del cielo y de la tierra, que simbolizan el poder que tenía el apóstol de atar y desatar.

En la actualidad, esta túnica sigue llevándola San Pedro y completando su vestuario una capa verde, sin adornos, que comenzó a usar esta imagen en el año 1946.


Fuente: Los Californios
Editado por la Cofradia California
Autora del texto: Dolores Agüera Olivo.

Copyright 2000 Agrupación del Ósculo.